Consejero Mayo

Personas de Éxito Mundano

desde: Hazrat Inayat Khan -

The Purpose of Life - Connected to the Earth

(véase también Tema)

Aquí podéis escuchar a todos los temas



¿Sólo podemos encontrar seres humanos de Vida Interior entre los que están sentados en las cuevas del Himalaya? ¿No vemos personalidades maravillosas en medio del mundo? Muy a menudo la gente dice que una persona que ha luchado durante toda su vida con los negocios y la industria y las cosas mundanas se ha endurecido. Pero yo creo que quien realmente ha obtenido la victoria en la tierra, quien realmente ha logrado un éxito que puede llamarse éxito, ha aprendido algo de ella.

No cada persona llega a tener éxito en asuntos terrenales; es uno entre muchos. Y quien llega a la cima ha vivido sus dificultades, ha tenido sus problemas; su resistencia, su paciencia han sido puestas a prueba. Ha pasado por un sacrificio. Ha comprendido la naturaleza humana, viviendo en medio de la multitud. Tal vez no haya leído un solo libro de filosofía, ni haya meditado un solo día, pero aun así ha llegado a un plano, a una comprensión, donde sabe algo que vale la pena haber aprendido.

Me he considerado muy privilegiado a veces cuando he tenido conversaciones con gente de negocios, con seres humanos que siempre estaban ocupados con los asuntos de la tierra y que realmente habían llegado a la cima; y simplemente me he maravillado al pensar que en lugar de endurecerlos ha suavizado su naturaleza hasta cierto punto, les ha dado un sentido que puede venir por la comprensión interior, y es un sentido religioso; ha desarrollado un sentido de equidad en ellos. Al haber pasado por este mundo de injusticia y haber visto lo que se ve en el mundo de los negocios, han llegado a un punto de honestidad en que empezamos a ver la vida desde otro punto de vista.

Y además, si alguna vez alguien se presenta y dice: ‘Por un fin filantrópico, por el bien de la humanidad, doy tantos millones para la educación, para los hospitales’, son ellos los que lo hacen. Y me gustaría mucho saber cómo se comportaría un eremita que siempre se ha mantenido alejado del dinero, si tuviera a su cargo muchos millones, si quisiera compartirlos con alguien.

La cuestión es que, si una persona se considera terrenal o celestial, ser fiel al propósito de nuestra vida es la primera moral que tenemos que aprender. Porque incluso un propósito terrenal, por muy material que parezca, resultará al final ser un peldaño aunque no tengamos nada más que ese ideal ante nosotros

Sin duda, todas las cosas que pertenecen a la tierra tienen su influencia sobre nosotros. Lo endurece a uno, le enfría el corazón y le quita ese tierno sentimiento que tiene hacia sus seres queridos, hacia aquellos a quienes ama y de quienes depende, hacia sus semejantes. Lo puede volver cada vez más codicioso, y la codicia causa que sea injusto.

Los seres humanos se vuelven codiciosos, y su copa de deseos nunca se llena; nunca están satisfechos. Cuanto más llega, menos parece bastar.

Sin embargo, si no pasamos por esta experiencia, que es la prueba del ser humano, y viajamos por otro camino, entonces hemos renunciado a una gran experiencia, una experiencia que realmente vuelve noble al alma. Una persona a la que, de otro modo, no habríamos comprendido durante diez años, podemos comprenderla en un día en cuanto se plantea la cuestión del dinero. De inmediato sale a la luz lo que está oculto en esa persona.

Esto demuestra que es una gran prueba, una prueba por la que deberemos pasar, y deberíamos experimentar un camino que forma parte de nuestro destino. Por lo tanto, un ser humano religioso, de la Vida Interior - aunque pueda mirar con desprecio a una persona dedicada a las cosas de la tierra - debería reconocer que es su camino, y un camino que es su religión. Si este ser humano demuestra ser honesto en sus negocios, si mantiene su corazón abierto a sus seres queridos y cercanos, a aquellos con los que tiene sus obligaciones, si mantiene la llama de su amor a la humanidad encendida en su corazón a través de todo ello, al final llegará a un estado en lo que será más grande que un santo, porque ha mantenido viva la llama de la santidad a través de un viento que sopla continuamente.


 La Vida Interior no es en absoluto un obstáculo para el progreso mundano.

Un éxito mundano cuando lo obtenemos a través de la fuerza de la Vida Interior

tiene una fundamentación más sólida.

 

Aforismos


Gayan como E-book - clica aquí

Vadan como E-book - clica aquí

Nirtan como E-book - clica aquí

(esos E-book - están libres de costes - utilizáis bien sus tesoros!