Paz

Tema Octubre

Cuatro Senderos que Seres Humanos Eligen- 3

desde: Hazrat Inayat Khan -

Alchemy of Happiness

(véase también Foro)

Aquí podéis escuchar a todos los temas



4. Preparándose para el Futuro:

El cuarto sendero es lo de aquellos que piensan: ‘¿Qué es la vida en la tierra después de todo? El día termina, los meses y los años pasan, y así el tiempo se desliza. Llegamos al final de la vida antes de lo esperado, y todo el pasado se convierte en un sueño en la noche. Pregúntale a un ser humano que haya vivido cien años: ‘¿Qué piensas de la vida en la tierra?’ Te dirá: ‘El sueño de una noche, hijo mío, no es más que eso’.

Si eso es todo lo que hay en la vida, los que la consideran así se darán cuenta de que deben pensar en el más allá. Así como algunos piensan: ‘Mientras podamos trabajar debemos esforzarnos para hacer provisiones para nuestra vejez y así poder estar más cómodos’, los que piensan en el más allá dicen: ‘La vida es corta, no es más que una oportunidad. Debemos preparar algo para que más adelante podamos beneficiarnos de ella'.

Tal vez haya algunos que tengan la comprensión correcta, mientras que otros le den demasiada importancia y tengan una concepción equivocada del más allá; sin embargo, los sabios que creen que deben utilizar el tiempo y la oportunidad que se les da en esta vida para prepararse para la siguiente, han logrado mucho. Es algo que hay que admirar.

Se dice que la tierra y el cielo y el espacio no dan cabida a una persona que no responde a las exigencias de la vida, aunque para las almas excepcionales hay leyes excepcionales, pues la vida de los seres excepcionales no puede explicarse en términos ordinarios. Podemos preguntarnos cuál será el futuro de aquellos que no han cumplido con la demanda de la vida; ¿tendrán que volver para aprender la lección una vez más?

Todos debemos aprender la lección ahora mismo. La vida vivimos ahora mismo, su demanda es ahora mismo, y debemos responder a ella ahora mismo. En cada momento se nos pide que realicemos un determinado deber, que cumplamos una determinada obligación; y ser conscientes de ello y hacerlo de la manera más adecuada y correcta, esa es la verdadera religión.

Comprendemos las exigencias de la vida si entendemos mejor la vida. Hay quienes no responden a las exigencias de la vida porque no saben lo que la vida les pide; y hay otros que no responden a las exigencias de la vida aunque sí lo saben.

Cuando las exigencias de la vida exterior son diferentes de las que nos pide la vida interior, debemos cumplir las exigencias de la vida exterior sin descuidar las de la vida interior, como dice la Biblia: ‘Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios’.

Tenemos que aprender a ser como el flujo y el reflujo. Esta es una expresión simbólica. Una determinada cosa se logra en un momento por simpatía, y en otro momento por indiferencia; una situación debemos enfrentarla interesándonos por ella, en otra situación debemos volvernos indiferentes, no preocuparnos por ella. Si en un mar hubiera siempre reflujo y no flujo, o siempre flujo y no reflujo, entonces éste sería un mar muerto. El mar vivo inhala y exhala; por lo tanto, en todo lo que hacemos en la vida, debemos ser capaces de enfrentarnos a cada situación y acontecimiento en la manera que la situación exige.

Estos son los cuatro senderos diferentes que seres humanos eligen para lograr el propósito de sus vidas:

  • Crear riqueza,
  • Ser conscientes de sus deberes,
  • Crear lo mejor de cada momento de la vida,
  • y preparándose para el futuro.

Todos estos cuatro tienen sus puntos buenos. Y una vez que nos damos cuenta de esto no hay necesidad de culpar a nadie por haber tomado otro camino que el nuestro para la realización del propósito de la vida.

Al comprender esto nos volvemos tolerantes.


Si vives en la visión del pasado, sigue soñando, no abras los ojos al presente.

 Si vives en lo eterno, no te preocupes por el mañana.

Pero si vives en el tiempo venidero, haz todo lo posible para preparar el futuro.

 

Gayan - Chalas


(Maheboob Khan, el hermano de Hazrat Inayat Khan, ha compuesto música a una serie de aforismos de Hazrat Inayat Khan en mitades del siglo anterior, como ésta ‚How Shall I thank Thee‘. Mohammed Ali Khan, el primo de Hazrat Inayat Khan, ha cantado esta canción en un concierto en Zurich alrededor del año 1956 – aquí la podéis escuchar)


Gayan como E-book - clica aquí

Vadan como E-book - clica aquí

Nirtan como E-book - clica aquí

esos E-books están libres de costes - utilizáis bien sus tesoros!