Sympathy

Foro Mayo

Cinco Direcciones del Aliento

desde: Hazrat Inayat Khan:

'Healing and the Mind World'

(véase también Consejero)

Aquí podéis escuchar a todos los temas



El mecanismo del cuerpo depende en su trabajo de cinco aspectos diferentes del aliento, y estos aspectos son las cinco direcciones diferentes del aliento. En el Corán, y también en las escrituras hebreas, estos cinco alientos se conocen como los cinco ángeles. Estos aspectos se muestran así en su trabajo más fino en la vida humana. A menudo los profetas hablan de su dirección en términos simbólicos, dicen: uno está a la izquierda del ser humano, otro a la derecha, otro delante, otro detrás, otro en él.

Cuando uno de estos cinco aspectos no funciona correctamente, resulta un desorden en todo el mecanismo del cuerpo. Al comer y beber, bostezar y estirarse, y en todas las acciones de la vida cotidiana, estos cinco aspectos de la respiración tienen que tomar la guía.

Entre estos cinco aspectos, el primero es el aliento, que es como el tallo del árbol y que sentimos a través de las fosas nasales. Mediante la purificación, el desarrollo y el control de este aliento, se desarrollan los cinco aspectos.

En el cuerpo de un ser humano hay átomos que forman un determinado órgano, que son más o menos activos en diferentes ritmos según les llegue el aliento. Los átomos que no reciben el aliento adecuado permanecen sin desarrollar y, por tanto, están inactivos.

Como los centros del cuerpo están situados en el núcleo de todo el mecanismo, es natural que en la persona media el aliento no llega a su parte más íntima como debería. A la pregunta: ‘Si es natural que llegue, ¿por qué queda inactivo?’, se puede responder diciendo que es porque la humanidad lleva una vida artificial. Si los seres humanos lleváramos una vida natural no sería necesario que desarrolláramos mediante ciertos procesos de meditación las cualidades que están latentes en él.

Un caballo, un perro o un gato conocen intuitivamente la muerte, la enfermedad o una angustia en la casa en la que viven. La psicología moderna considera que los animales no tienen mente, y nosotros, los seres humanos, que somos muy superiores a la creación inferior y el ideal de todos los seres, no tenemos ese poder intuitivo. La razón es que los animales llevan una vida más natural que nosotros, los seres humanos, aunque incluso eso se estropea por el contacto con los humanos. La cobra puede atraer su comida a una milla de distancia, pero el ser humano debe trabajar con sus manos para conseguir el pan de cada día.

En resumen, hay facultades en el ser humano que, por la artificialidad de la vida, están cerradas, y así vive una vida incompleta. Para vivir una vida más plena, los sabios de todas las religiones han tomado el aliento en sus manos y han despertado átomos y centros que son instrumentos para esas facultades. En cuanto el aliento toca esos centros los hace vibrar y entonces hacen su trabajo. Por lo tanto, los ejercicios de respiración que se dan a un discípulo son como la cuerda de un reloj. Una vez en veinticuatro horas se le da cuerda al reloj y después sigue sin esfuerzo.


Belleza es el único objeto del corazón, Su inspirador, su todo.

El corazón es todo el poder que hay, Los ángeles acuden a su llamada.

 

Aforismos


(Maheboob Khan, el hermano de Hazrat Inayat Khan, ha compuesto música a una serie de aforismos de Hazrat Inayat Khan en mitades del siglo anterior, como ésta ‚How Shall I thank Thee‘. Mohammed Ali Khan, el primo de Hazrat Inayat Khan, ha cantado esta canción en un concierto en Zurich alrededor del año 1956 – aquí la podéis escuchar)


Gayan como E-book - clica aquí

Vadan como E-book - clica aquí

Nirtan como E-book - clica aquí

esos E-books están libres de costes - utilizáis bien sus tesoros!